Volver a blogs

¿Cacao, cocoa o chocolate?

Si quieres saber sus diferencias y cuál es más saludable sigue leyendo

¿Quién se puede resistir a la variedad de productos derivados de la planta del cacao? Ya sea una tableta, un pastel, un buen chocolate caliente…creo que somos muchos l@s que los adoramos. Pero hay tantas presentaciones en el mercado que a veces es difícil encontrar sus diferencias y sobre todo, hallar una opción que además de brindarnos un pequeño placer, sea más saludable…

¿Son lo mismo cacao, cocoa y chocolate? ¡No! Una de las diferencias principales está en su proceso de elaboración. Si bien los tres tienen un sabor similar porque provienen del mismo fruto, son productos distintos, con cualidades, ingredientes y elaboración diferente.

Esta vez me propuse investigar, acompañada de mi barra favorita de chocolate 😉 y obtuve algunos datos interesantes que te quiero compartir.

Su origen es el mismo

Lo primero que hay que aclarar es que los 3 productos que nombré provienen del árbol del cacao ó Theobroma cacao, procedente del continente americano. Sus frutos alargados y de abundantes semillas recubiertas por una pulpa blanquecina y fibrosa, reciben también el nombre de cacao y su procedencia se debate entre varias teorías:

Una de ellas se remonta a la civilización olmeca, que existió en Mesoamérica hace 3,500 años, pues se tiene registro de que era habitual consumir infusiones y bebidas con cacao en la cultura mesoamericana. El cacao era considerado el “alimento de los dioses”. Se tomaba para purificar el alma y hacer homenaje a la vida (¡no los culpo!). Para los mayas, por ejemplo, el cacao era una bebida exclusiva para la nobleza.

Otra hipótesis sugiere que el cacao fue llevado desde América del Sur hasta Mesoamérica, y también se tiene evidencia sobre el cultivo y comercialización de esta planta desde hace 5,500 años en lo que hoy es territorio ecuatoriano. La única certeza es que el consumo de cacao es mucho más antiguo de lo que se creía y para los investigadores es una prueba más que demuestra la importancia que tenía el cacao ¡como moneda!      

Hoy en día el cacao se cultiva en varios países, pero hay que decir que las cosechas más destacadas se encuentran en Costa de Marfil, Ghana, Colombia, Ecuador, Venezuela y México. ¿Tienes alguna preferencia de origen?

Vayamos con las diferencias principales

***Cacao: 

Es el producto resultante de moler los granos o semillas del árbol del cacao, sin ningún aditamento químico. Es básicamente la forma más pura y natural de encontrarlo por lo que su costo suele ser más elevado. Tiene un color oscuro y un aroma intenso. No contiene azúcares añadidos y es considerado un superalimento por la cantidad de antioxidantes que contiene.

¿Cómo se usa el cacao?

El cacao se puede utilizar en su forma pura para elaborar diferentes derivados que se utilizan en la industria alimenticia y cosmética. También como materia prima para hacer cocoa (de la que daremos detalle más adelante). Algunos ejemplos de los productos en el que lo encontramos son:

  • Licor de cacao: cacao líquido o semilíquido que se utiliza para la elaboración de chocolates.
  • Manteca de cacao: se utiliza para hacer jabones, mascarillas faciales, cremas y brillos labiales, entre otros productos.
  • Cáscara de cacao: se utiliza para hacer infusiones o como ingrediente en mezclas de té.
  • Cacao nibs: trozos del grano de cacao que pueden mezclarse, por ejemplo, con frutos secos. Su sabor es amargo, pero están llenos de propiedades beneficiosas para la digestión, la producción de endorfinas y la estimulación del sistema nervioso.
  • Polvo de cacao: es el ingrediente esencial para elaborar pastas, tabletas y diferentes derivados. En este caso nos referimos al producto puro, porque si se  mezcla con otros ingredientes se convierte en “cocoa”.

***Cocoa: 

Como vimos antes es el polvo del cacao pero con ingredientes adicionales. Se trata de una versión más procesada. En muchos casos, se le añaden endulzantes o saborizantes artificiales. También puede contener aceites hidrogenados, grasas, leche, azúcares y harinas. Hay que aclarar por supuesto, que existen diferentes calidades de cocoa. Además, juega un papel importante en la industria, gracias a su bajo costo y su gran rendimiento.

Un dato curioso es que su denominación pudo deberse a un error de pronunciación: cuando los colonos ingleses llegaron a América y descubrieron el cacao, no podían pronunciarlo correctamente. Les resultaba más fácil decir «cocoa», así que por mucho tiempo cacao y cocoa se utilizaron como sinónimos. Con el paso del tiempo ( y el impulso de la industrialización del cacao) se hizo una distinción entre la planta (cacao) y el polvo que se obtiene de su procesamiento (cocoa).

¿Cómo se usa la cocoa?

Una vez que la cocoa está lista para su comercialización, tiene algunas de estas aplicaciones alimenticias:

  • Base para bebidas achocolatadas, instantáneas, y golosinas: algunas presentaciones solo tienen cocoa y azúcar, otras incluyen leche.
  • Cocoa en polvo para repostería: se utiliza como ingrediente en recetas o como elemento decorativo, al igual que el cacao en polvo.
  • Base para chocolate sólido: la podemos encontrar en tabletas y bombones.

***Chocolate: 

Podemos decir que es otro producto derivado del cacao. Para ser precisos es el resultado de la mezcla de manteca de cacao, cocoa, azúcar y otros aditivos como leche y grasas vegetales, la mayoría refinados. Durante este proceso se pierden algunos de sus nutrientes, digamos que es más atractivo para el paladar, pero no tan bueno para nuestra salud. Su consumo se ha asociado al acné, obesidad, presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria y diabetes…pero no todas son malas noticias: un buen chocolate no es perjudicial para la salud ni debería ser impedimento para alguien que quiere bajar de peso.

Visto lo visto ¿Cómo identificar un buen chocolate? Es preciso decir que debe ser derivado 100% del cacao. Sucede que la manteca de cacao, componente esencial en su elaboración, es muy cara, y por ende muchos productores la reemplazan por aceites de palma o peor aún por aceites hidrogenados.  Cuando nos aseguramos de consumir un buen chocolate estamos proveyendo a nuestro cuerpo de antioxidantes, fibra y proteínas con un bajo contenido de azúcares y grasas.

¿Cómo se usa el chocolate?

Lo podemos encontrar en casi todas las variantes mencionadas anteriormente.  Si estás cuidando de tu salud, pero quieres satisfacer una cuota dulce, lo ideal es consumir un chocolate sobre el 70% de cacao, en porciones pequeñas, por ejemplo de 20 a 25 gramos por día; otra opción saludable es optar por alimentos que, además de chocolate, contengan cacao amargo y otros ingredientes saludables como avena, frutos secos y semillas.  ¿Quién dijo que no era posible reunir placer, nutrición y saciedad?

Beneficios del cacao

Los expertos afirman que el cacao puro en polvo puede consumirse diariamente como parte de una alimentación saludable, pero sin confundir con el chocolate que, al contener manteca y otros ingredientes, pueden contribuir al aumento de peso y enfermedades asociadas al mismo (sobre todo si son chocolates de mala calidad).

Por último, quiero dejarte una lista de sus beneficios, ¡para que no te quedes con mal sabor de boca!:

  • El cacao contiene sustancias como la teobromina, feniletilamina y triptófano, que regulan el humor y nos dan sensación de bienestar, placer, euforia y excitación.
  • El cacao combate el envejecimiento. Es un alimento rico en antioxidantes, más que el famoso té verde.
  • Disminuye niveles de colesterol “malo” (LDL) y aumenta el “bueno” (HDL). Es un potente protector cardiovascular que ayuda a regular la tensión y previene de trombosis.
  • Es una fuente natural de energía y por su acción estimulante, es perfecto en etapas de crecimiento y cuando realizamos ejercicio.
  • Ayuda a aliviar el estrés estimulando al sistema nervioso central, teniendo un efecto más prolongado que la cafeína, se dice incluso que actúa como antidepresivo.
  • Un estudio publicado por la Universidad de Harvard, demostró que las mujeres que comen chocolate poseen un 32% menos de riesgo de insuficiencia cardíaca que las mujeres que no lo hacen.
  • Ayuda a prevenir el cáncer de piel gracias a sus flavonoides que protegen contra el daño celular.
  • Es fuente de proteínas y de fibras con una baja concentración de carbohidratos. 

En resumen…

Aunque muchas veces se utilizan como sinónimos, el cacao, la cocoa y el chocolate son tres productos diferentes.

El cacao proviene del fruto sin procesar, mientras que la cocoa es un polvo que se obtiene después de someter al cacao a un proceso industrial. La diferencia entre ambos radica en su origen: el cacao es natural, la cocoa es un subproducto obtenido del cacao, de carácter industrial.

El chocolate es uno de los productos que se pueden obtener a partir del cacao y de la cocoa. La chocolatería fina se hace con cacao, mientras que las golosinas industriales con sabor a chocolate se suelen hacer con cocoa porque es mucho más económica.

El chocolate, por su lado, tiene un alto porcentaje de grasas, azúcar y un bajo contenido de fibras y proteínas. Por ello es importante que si queremos consumir un chocolate de buena calidad, prioricemos aquellos con mayor porcentaje de cacao.

¿Soy la única con antojo de chocolate?

Pascualina.

X