[email protected] suscriptores full obtienen un 40% de descuento en las agendas 2021 y un 25% en todos los productos

Volver a blogs

Por qué la avena es un alimento maravilla

Acá te cuento los súper poderes de este cereal

Desde hace unos meses estamos ofreciendo leche de avena en el café. Habíamos escuchado de sus beneficios, y esta vez Jolie y yo nos metimos de cabeza a estudiarlos para poder ofrecer preparaciones ricas y saludables, porque resulta que la avena no es un cereal cualquiera ¡es un súper alimento! 

Aquí te dejo algunos de nuestros principales descubrimientos sobre ella y algunas recetas sencillas para prepararla ¿te gustaría echarles un vistazo? 

9 razones para que no falte en tu dieta

  • La avena tiene un efecto prebiótico en el intestino gracias a su fibra soluble llamada betaglucano. En otras palabras, alimenta las bacterias beneficiosas favoreciendo la digestión. Incluso las personas con úlcera digestiva, acidez estomacal y gastritis la incluyen en su dieta para aliviar sus síntomas. 
  • Regula y reduce los niveles de azúcar en la sangre. Los betaglucanos forman un gel durante la digestión que ralentiza el vaciado del estómago y el paso de los azúcares a la sangre.
  • Reduce el colesterol. Al contener fibra soluble, la avena es capaz de reducir el paso del colesterol hacia el flujo sanguíneo, por ello se dice que consumirla a diario es una buena forma de bajar los niveles de triglicéridos y colesterol “malo” en sangre. Además, la avena estimula la glándula tiroides, que participa en el metabolismo de las grasas. 
  • Incrementa la sensación de saciedad. El consumirla durante el desayuno, por ejemplo, hará que aumente tu sensación de saciedad durante el día. ¿La razón? La avena retiene agua, aumenta su volumen y provoca distensión del estómago, el organismo interpreta esa sensación como una señal de estar “lleno”. ¡Ideal para controlar el apetito!
  • Es una fuente de energía y prevención de enfermedades. Gracias a los hidratos de carbono que contiene es capaz de aportar energía de larga duración, por eso muchos deportistas la contemplan como su primera comida del día. Además ayuda a reforzar el sistema inmunológico, previene el hipotiroidismo, mejora los problemas derivados de la tos, bronquitis y asma e incluso previene algunos tipos de cáncer como los de colon, mama o próstata.
  • Nutrientes al por mayor. Junto a los carbohidratos y la fibra, la avena aporta más proteína, ácidos grasos esenciales y minerales que otros cereales. Contiene magnesio, cobre, hierro, fósforo, zinc, vitamina E y vitamina B1, así como pequeñas dosis de otras vitaminas del complejo B, calcio, potasio y ácido fólico. Además, es muy rica en manganeso. 

Se dice que una ración de 50 gramos de hojuelas de avena integral aportan el 25% del fósforo diario, el 20% del magnesio, el 15% del hierro, el 50% del manganeso y el 22% de la vitamina B1. Con una ración de 100 gramos se pude cubrir, además, un tercio de las necesidades diarias de ácidos grasos esenciales.

  • Favorece el sistema cardiovascular. La avena contribuye al cuidado del corazón. Las avenantramidas, sus potentes antioxidantes, no solo combaten la oxidación celular, sino que también se encargan de regular la presión arterial permitiendo la dilatación de los vasos sanguíneos y con ello, un efecto antiinflamatorio.
  • Mejora el funcionamiento del sistema nervioso. Gracias a la vitamina B1, el calcio y los alcaloides que contiene, se refuerza el sistema nervioso y la capacidad para relajarse, concentrarse y prevenir el agotamiento mental. 
  • Regenera tejidos.  Además, los aminoácidos esenciales de la avena, la convierten en una fuente de proteínas que permite formar tejidos nuevos en el cuerpo y hasta recuperar musculatura. También es unafuente vegetal de calcio para la salud de los huesos.

¿Ideas para prepararla?

Otra de las cosas por las que me encanta la avena es su versatilidad para incluirla en diversas preparaciones.

Acá te dejo algunas recetas sencillas a base de hojuelas de avena que son ideales para un desayuno donde podrás disfrutar de todos sus beneficios:

Porridge: Esta preparación se ha puesto de moda en los últimos años porque constituye un desayuno completo, sano y nutritivo. Seguramente los has visto en alguna foto de Instagram! En Europa, sus mayores entusiastas son sin duda los escoceses.  Al día de hoy el porridge, sigue provocando acalorados debates sobre la forma más auténtica de elaborarlo, lo cierto es que lo puedes preparar a base de diferentes ingredientes, la recomendación siempre será ser fiel a tus gustos.

¿Cómo prepararlo? Comienza calentando unas cuatro cucharadas de avena en 200 ml de agua, leche entera o algún tipo de leche vegetal que te guste, hasta que quede una textura consistente o de puré. Puedes añadirle un poco de limón, cáscara de naranja o una vaina de vainilla y canela e incluir una porción de tus frutas favoritas. Si te gusta, puedes agregar miel, semillas y/o  frutos secos para darle un toque crujiente. Se trata de un desayuno con el que conseguirás saciarte a base de alimentos saludables que te cargarán de energía. ¡Ah! Como variante puedes guardarlo en el refrigerador y comerlo también frío.

Hot cakes de avena: Esta es una opción más healthy de los clásicos hot cakes preparados con harina y jarabe de maple. Una excelente opción para comenzar el día que cargará tus pilas a tope para enfrentar la jornada con mucha energía!

¿Cómo prepararlos? Al igual que con el porridge existen varias formas de preparar y acompañar estos hot cakes. Yo te puedo recomendar una opción muy saludable: mezcla 230 gramos de avena, 300 ml de leche de almendras, 1 clara de huevo y dos plátanos maduros triturados. Calienta una sartén antiadherente y vacía una porción de la masa, aproximadamente 1/4 de taza. Ahora solo es cuestión de darles vuelta y vuelta. Una vez en el plato, agrega arándanos, moras o fresas y un chorrito de miel de agave o la que sea de tu preferencia… ¡delicioso!

Licuados con base de avena: Los licuados o batidos que incluyen este cereal representan siempre una solución ideal para las primeras horas del día, sobretodo cuando tienes poco tiempo y muchas actividades por delante. Son ricos y condensan todos sus nutrientes en un vaso. 

¿Cómo prepararlos? Mezcla los ingredientes en una licuadora y a disfrutar!

  • Batido de avena y berries bajo en calorías: un cuarto de taza de avena, una taza de leche vegetal o leche desnatada, berries al gusto: moras, fresas, frambuesas, etc. Una cucharadita de semillas de chía y si quieres puedes agregar media cucharadita de extracto de almendras y stevia. Disfrútalo a cualquier hora del día.
  • Licuado anticolesterol: Mezcla 2 cucharadas de avena, 1 vaso de agua, 1 manzana verde o amarilla y una pizca de canela. Si quieres endulza con stevia. 
  • Café helado con avena para despertar: Una bebida que energiza y nutre. Mezcla un cuarto de taza de avena, 250 ml de leche descremada, de soya, coco o almendra, media taza de café muy concentrado o una taza de expreso, una cucharadita del endulzante de tu preferencia y una  cucharadita de canela, vainilla o cocoa, para darle un toque diferente. ¡Disfrútalo!

A veces basta con echar mano de ciertos alimentos accesibles y fáciles de preparar, para obtener grandes beneficios en nuestro organismo. Ahora sabes que la avena es una opción que sienta bien…y no es por casualidad. ¡Anímate a incluirla en tu rutina saludable!

Elige tu moneda
Dólar de los Estados Unidos (US)
X