Volver a blogs

8 tips para encontrar tu propio estilo

No necesitas estar al último grito de la moda para conseguir un estilo único y personal

¿A quién no le gusta lucir espectacular, únic@ y con estilo? Quizá pienses que para ello debes seguir todas las tendencias de moda o aferrarte a todo lo que encuentras redes sociales pero…no precisamente.

Es posible crear y definir tu propio estilo a partir de determinadas prendas, accesorios, peinados, maquillaje (o ausencia de él) y todo pequeño detalle que te guste. De esta manera comunicas cómo te ves a ti misma y cómo te sientes.

Incluso si no hicieras nada al respecto, también estarías mostrando una imagen particular. Todo comunica y si tu intención es explorar tu propia imagen no solo descubrirás cuál es tu estilo personal o tu sello, si no que podrás lograr mayor seguridad en ti mism@ y como extra un detalle no menor: tomarás mejores elecciones de compra. ¿Nunca te pasó que adquiriste una prenda que luego no usaste más?

Hoy te comparto algunos tips o consejos para ayudarte a definir tu propio estilo y de paso, ser más acertad@ en tus compras:

Comienza por revisar tu clóset

Sé honest@ y solo quédate con las prendas que te encantan: no pienses en tendencias ni en lo qué «se usa». No hay mejor que tener libertad de elección, vestir según tu estado de ánimo y expresar tu personalidad sin temores. De paso podrás reordenar tu armario y eliminar, regalar o reciclar la ropa que no usas más.

¿Tienes algún ícono favorito de estilo?

Tampoco está mal tener un poco de inspiración externa… quizá puedas pensar en el estilo de algún personaje del cine, algún cantante, artista o incluso en tu instagrammer favorito. Cualquier persona cuya imagen admires o cuyo sentido de la estética te identifique puede ser el primer paso para ir creando, evolucionando o puliendo tu propia imagen.

Reúne tus referentes en una carpeta de Pinterest o crea tu propio tablero con recortes o impresiones. Eso es exactamente lo que hacen los diseñadores y los directores creativos cuando están armando una propuesta estética. Analiza tus íconos e identifica los elementos, colores, siluetas y estilismos que se repiten porque encontrarás ahí las claves del estilo que más te gusta.

¡Se vale experimentar!

Estilo moderno, romántico, natural, sexy, elegante, vintage, rebelde…hay infinidad de estilos. La buena noticia es que éstos también gozan de una constante evolución, por ello no es bueno limitarse a un solo tipo de estética. ¿Por qué no combinar las prendas que más te agradan  y formar tu estilo propio? Todo es posible en cuanto a prendas, colores, épocas. Incluso, puedes recurrir a tu tablero de referentes y abrirte a nuevas posibilidades con el simple hecho de ver ropa combinada de formas que quizás no habías imaginado.

No temas en probar prendas nuevas, diferentes siluetas, modelos y estilos a los que ya estás acostumbrad@ a llevar. Sólo así descubrirás qué es lo que te puede quedar bien y lo que no te favorece en absoluto. Todo es válido cuando se enfoque con la luz correcta. Y aquí la única que tiene voz y voto eres tú.

Conocer la forma de tu cuerpo y los colores que te favorecen ¡es un must!

¿Manzana, reloj de arena, pera, triángulo invertido, rectángulo? ¿Sabes qué forma corresponde a tu cuerpo? En la web puedes encontrar infinidad de consejos para identificarla y saber qué es lo que te va mejor. «Vestir bien» tiene poco de reglas establecidas y mucho de autoconocimiento. Descubre cómo sacar partido a tu cuerpo, qué jeans te sientan mejor, qué faldas favorecen más a tus piernas…

Lo mismo pasa cuando aprendes sobre los colores que van mejor con tu tono de piel y cabello, ¿debería usar cálidos, fríos o ambos? prueba buscando tips de colorimetría y acertarás.

También hay que asumir lo que NO va contigo

Puede que esa prenda te resulte muy cómoda, que sea una mega tendencia, que su color sea cautivador o que incluso la lleve esa estrella que admiras, pero  si no te ves espectacular en el espejo con la prenda puesta…simplemente no es para ti. ¡Y no pasa nada! Es mejor invertir en prendas clave que te sientan bien y a las que sabes que  sacarás mucho más provecho, lo que me lleva al siguiente punto…

Acuérdate de esto antes de comprar…

  • Primero los básicos. Sé que a veces con todas las ideas que uno tiene en mente, varias compras pueden resultar tentadoras, pero si lo que quieres es un estilo atinado y un armario inteligente, entonces compra primero los básicos que después ya elevarás con otras prendas únicas.
  • Invierte en prendas de calidad. Algo  en lo que también vale la pena invertir son esas prendas buenas, sencillas y duraderas, esos clásicos que sabes que vas a llevar una y otra vez.
  • Ahora sí: encuentra esas prendas que serán tu sello. Outfits que hablen de ti, de tu forma de expresarte ante el mundo. Unas zapatillas de un color inusual, los jeans vintage, un vestido con vuelo…Busca las piezas statement que mas adoras antes de salir de compras.
  • ¿Aún tienes dudas? Evita compras impulsivas haciéndote las siguientes preguntas : ¿Me gusta cómo me queda esta prenda o la estoy eligiendo porque me gustó como se le veía a otra persona? ¿Cuántas veces usaré en realidad ese outfit? ¿Tengo algo similar en mi armario? ¿ Estoy comprando esto porque está de moda o por qué de verdad me gusta?

Prepara tu fórmula de vestimenta rápida

No me gustaría llamarlo “uniforme”, pero sí un grupo de prendas que combinen siempre entre sí y que te permitan ahorrar tiempo y dinero. Esas tenidas a las que puedas recurrir en esos días en los que vestirte se siente imposible. Además de hacerte reconocible, ¡es muy práctico!

¡Mantente fiel a ti mism@!

¡Confía en tu atractivo y toma en cuenta tu estilo de vida! Hoy en día es bueno recordarlo porque es fácil ser influenciad@ ( y a veces bombardead@) en las redes sociales con “lo que se usa o lo que no se usa”. Te invito  a mantenerte conectad@ con lo que realmente te atrae estéticamente y con lo que te hace sentir bien… Como diría Marie Kondo «¿ese outfit te da alegría?«.

Siéntete libre de combinar cosas que te parecen apropiadas, lleva algo que nunca antes te has atrevido a llevar, cambia el peinado y el color de tu cabello. Y recuerda que incluso una experiencia negativa también puede ayudarte a encontrar tu propio estilo. No lo tomes demasiado en serio y diviértete en el proceso.

Pascualina.

No necesitas estar al último grito de la moda para conseguir un estilo único y personal

¿A quién no le gusta lucir espectacular, únic@ y con estilo? Quizá pienses que para ello debes seguir todas las tendencias de moda o aferrarte a todo lo que encuentras redes sociales pero…no precisamente.

Es posible crear y definir tu propio estilo a partir de determinadas prendas, accesorios, peinados, maquillaje (o ausencia de él) y todo pequeño detalle que te guste. De esta manera comunicas cómo te ves a ti misma y cómo te sientes.

Incluso si no hicieras nada al respecto, también estarías mostrando una imagen particular. Todo comunica y si tu intención es explorar tu propia imagen no solo descubrirás cuál es tu estilo personal o tu sello, si no que podrás lograr mayor seguridad en ti mism@ y como extra un detalle no menor: tomarás mejores elecciones de compra. ¿Nunca te pasó que adquiriste una prenda que luego no usaste más?

Hoy te comparto algunos tips o consejos para ayudarte a definir tu propio estilo y de paso, ser más acertad@ en tus compras:

Comienza por revisar tu clóset

Sé honest@ y solo quédate con las prendas que te encantan: no pienses en tendencias ni en lo qué «se usa». No hay mejor que tener libertad de elección, vestir según tu estado de ánimo y expresar tu personalidad sin temores. De paso podrás reordenar tu armario y eliminar, regalar o reciclar la ropa que no usas más.

¿Tienes algún ícono favorito de estilo?

Tampoco está mal tener un poco de inspiración externa… quizá puedas pensar en el estilo de algún personaje del cine, algún cantante, artista o incluso en tu instagrammer favorito. Cualquier persona cuya imagen admires o cuyo sentido de la estética te identifique puede ser el primer paso para ir creando, evolucionando o puliendo tu propia imagen.

Reúne tus referentes en una carpeta de Pinterest o crea tu propio tablero con recortes o impresiones. Eso es exactamente lo que hacen los diseñadores y los directores creativos cuando están armando una propuesta estética. Analiza tus íconos e identifica los elementos, colores, siluetas y estilismos que se repiten porque encontrarás ahí las claves del estilo que más te gusta.

¡Se vale experimentar!

Estilo moderno, romántico, natural, sexy, elegante, vintage, rebelde…hay infinidad de estilos. La buena noticia es que éstos también gozan de una constante evolución, por ello no es bueno limitarse a un solo tipo de estética. ¿Por qué no combinar las prendas que más te agradan  y formar tu estilo propio? Todo es posible en cuanto a prendas, colores, épocas. Incluso, puedes recurrir a tu tablero de referentes y abrirte a nuevas posibilidades con el simple hecho de ver ropa combinada de formas que quizás no habías imaginado.

No temas en probar prendas nuevas, diferentes siluetas, modelos y estilos a los que ya estás acostumbrad@ a llevar. Sólo así descubrirás qué es lo que te puede quedar bien y lo que no te favorece en absoluto. Todo es válido cuando se enfoque con la luz correcta. Y aquí la única que tiene voz y voto eres tú.

Conocer la forma de tu cuerpo y los colores que te favorecen ¡es un must!

¿Manzana, reloj de arena, pera, triángulo invertido, rectángulo? ¿Sabes qué forma corresponde a tu cuerpo? En la web puedes encontrar infinidad de consejos para identificarla y saber qué es lo que te va mejor. «Vestir bien» tiene poco de reglas establecidas y mucho de autoconocimiento. Descubre cómo sacar partido a tu cuerpo, qué jeans te sientan mejor, qué faldas favorecen más a tus piernas…

Lo mismo pasa cuando aprendes sobre los colores que van mejor con tu tono de piel y cabello, ¿debería usar cálidos, fríos o ambos? prueba buscando tips de colorimetría y acertarás.

También hay que asumir lo que NO va contigo

Puede que esa prenda te resulte muy cómoda, que sea una mega tendencia, que su color sea cautivador o que incluso la lleve esa estrella que admiras, pero  si no te ves espectacular en el espejo con la prenda puesta…simplemente no es para ti. ¡Y no pasa nada! Es mejor invertir en prendas clave que te sientan bien y a las que sabes que  sacarás mucho más provecho, lo que me lleva al siguiente punto…

Acuérdate de esto antes de comprar…

Prepara tu fórmula de vestimenta rápida

No me gustaría llamarlo “uniforme”, pero sí un grupo de prendas que combinen siempre entre sí y que te permitan ahorrar tiempo y dinero. Esas tenidas a las que puedas recurrir en esos días en los que vestirte se siente imposible. Además de hacerte reconocible, ¡es muy práctico!

¡Mantente fiel a ti mism@!

¡Confía en tu atractivo y toma en cuenta tu estilo de vida! Hoy en día es bueno recordarlo porque es fácil ser influenciad@ ( y a veces bombardead@) en las redes sociales con “lo que se usa o lo que no se usa”. Te invito  a mantenerte conectad@ con lo que realmente te atrae estéticamente y con lo que te hace sentir bien… Como diría Marie Kondo «¿ese outfit te da alegría?«.

Siéntete libre de combinar cosas que te parecen apropiadas, lleva algo que nunca antes te has atrevido a llevar, cambia el peinado y el color de tu cabello. Y recuerda que incluso una experiencia negativa también puede ayudarte a encontrar tu propio estilo. No lo tomes demasiado en serio y diviértete en el proceso.

Pascualina.

X