[email protected] suscriptores full obtienen un 40% de descuento en las agendas 2021 y un 25% en todos los productos

Volver a blogs

Tu habitación estilo Boho-chic

Inspiraciones para decorar una habitación (¡como la mia!)

Se dice que los espacios y los objetos que los adornan develan una personalidad y son capaces de evocar ciertos sentimientos. Cada rincón, se trate de un cuadro, una silla o una alfombra, nos habla de una historia, de una forma de entender la vida, de un manifiesto. Todo tiene un porqué.

Me pasó hace no mucho. Solo abrí la puerta de mi departamento en el viejo edificio del Soho y supe que debía hacer algunos cambios. La decoración antigua iba muy ligada a las experiencias que tuve cuando viví ahí por primera vez y ahora había tantos cambios en mi vida que sentí que tenía que hacer algunas reformas decorativas que evocaran más mi energía actual.

Luego vino la oportunidad del negocio del café y antes de darle vida a su interior, hice una encuesta en mi IG donde pregunté, entre varias tendencias, qué tipo de decoración agradaba más y la mayoría me recomendó el estilo Boho-chic, ese que reúne materiales naturales, motivos mediterráneos, ecos étnicos y acentos bohemios o de inspiración vintage.Me agradó tanto la idea que además del café ¡terminé decorando mi departamento entero!

 El Boho-chic es una tendencia que representa el espíritu libre y creativo…Y yo, sin duda, me identifico con él. Permite jugar con varios elementos y logra verse armonioso. Mezcla la fusión de culturas y épocas que caracterizan al look bohemio, con la estética elegante y sofisticada de los elementos chic, creando una atmósfera única: un poco de rebeldía y diversión pero sin perder calidez y vitalidad. Su gracia radica en que mezcla distintos estilos de decoración que evocan cierta despreocupación, sin embargo, siempre se pueden seguir algunos lineamientos básicos para lograr mejor ese efecto 😉

¿Te gustaría darle un toque Boho-chic a un lugar tan íntimo como tu habitación? Bueno, En este artículo te doy algunas claves en las que me inspiré para redecorar ese primer espacio con el que yo también comencé! 

Elige un color neutro de base

La mejor elección para pintar las paredes la encontrarás en los tonos neutros: beige, gris claro, arena, blanco puro o cualquier tonalidad cálida derivada del blanco. Quizá te parezca una alternativa seria, pero precisamente es la que le dará estructura y armonía a la explosión de colores, materiales y texturas que vendrán con las alfombras, cojines y demás motivos decorativos, que son los que se encargaran de dar mayor vida a la estancia. También se vale elegir algún tono pastel como rosa, azul o verde, o incluso un gris siempre y cuando sea tenue. No está de más recordar que el blanco siempre dará una mayor sensación de amplitud y además combinará perfectamente con maderas, textiles y patrones, que es de lo que se nutre este estilo.

Las alfombras son un must

Ponle a tu habitación al menos una alfombra. Independientemente del material del suelo que tengas (puede ser hasta un cubre piso, no hay problema en poner alfombra sobre alfombra), este elemento se convertirá en el protagonista del piso, añadirá color, brindará una increíble sensación acogedora y lo mejor, ¡caminar descalza será una maravilla! ¿El lugar idóneo? ¡Debajo de la cama! La regla más común, es que tu alfombra sobresalga por los lados y frente de tu cama entre 30 y 50 centímetros.  Sobre el diseño…puedes elegir una alfombra estilo persa o marroquí, sus patrones y colores añadirán ese interesante y estiloso toque étnico. Si te atreves, experimenta poniendo capas con alfombras de yute. La combinación fluye a la perfección y crea un verdadero impacto en el estilo.

Una base de cama que evoque la naturaleza

El estilo Boho-chic se lleva hasta el lugar en el que sueñas. Si la base de tu cama es baja como se usa en el mediterráneo, mucho mejor. El material recomendado es la madera, si quieres puedes utilizar alguna estructuras vintage o un material más accesible como un pallet. Eso sí asegúrate de limarlo bien para evitar las astillas. También podrías elegir una cama con dosel, que luce increíble al colgarle plantas, textiles o enrollarle guirnaldas. Si actualmente tienes una base más clásica o que no encaje directamente con el estilo, no te preocupes, existen otras maneras de darle un toque boho. A continuación una de ellas. 

La ropa de cama es clave 

La idea es elegir un edredón grueso, que ofrezca volumen y textura a la vista. Algo que se vea apetecible y que no de miedo arrugar si decides tomar una siesta. Cómodo y despreocupado pero sin perder cierta estructura. ¿Cómo lograrlo? Con un edredón o plumón nórdico, los hay también con volantes y rizos. Otra opción son las fundas nórdicas de lino cuya textura logra ese efecto desordenado pero con intención, que buscamos. Si tienes cualquier otro tipo de ropa de cama, prueba con capas. Puedes encontrar mantas con borlas o pompones que se ven geniales cayendo por los bordes. También puedes poner un cubrecama con motivos marroquís, una manta de algodón que le dé más textura o hasta una pashmina a lo ancho! No olvides una almohada que vaya con el estilo que hayas elegido, pero para divertirse y echar a volar la creatividad, vayamos al siguiente punto.

Cojines: tantos y tan variados como quieras

Es hora de darle rienda suelta a los colores intensos, alegres, vibrantes…y a diferentes formas y texturas! Comienza añadiéndolos sobre la cama, en alguna silla o incluso, si tu habitación es grande, en algún sofá. ¿Marrones, verde esmeralda, rosa pálido…? Te puedes guiar observando tu alfombra y ropa de cama, las ideas vendrán por si solas. Y no tengas miedo de usar patrones vistosos. Otra idea es combinarlos con con puffs mullidos, que son otro must de este estilo. El contraste con las paredes les dará naturalidad y creará una atmósfera con una energía única! Asegúrate de que la paleta de colores que elegiste desde un comienzo sea la que se repita en diferentes tonalidades a los largo de toda la decoración.

Cortinas: simplemente que se integren con los demás elementos

Puedes optar por unas clásicas cortinas blancas y lucirán muy bien. Darán sensación de espacio y realzarán todo aquello que hayas colocado en tu habitación. Ahora, si quieres darle un poco más de protagonismo a su textura busca cortinas de gasa que tengan pompones o borlas por sus bordes. Las puedes fabricar tú misma. Otra recomendación es buscar un color dominante en la paleta de tu habitación y habilitarlo en las cortinas para que se vuelva un elemento de impacto, incluso puedes elegir alguna tela con ciertos patrones. No importa si te decantas por algo neutro, sencillo o más llamativo, simplemente hay que lograr que se integre en tu estilo.

No dejes las paredes vacías

¡Otro momento para echar a volar la imaginación! Puedes poner cuadros de todos tamaños y estilos, mapas, fotos, crear collages…todo se puede adaptar a este estilo, y combinándolo con elementos de origen étnico lograrán converger a la perfección con el look que buscamos. ¿ideas? Lo primero que verás en las imágenes de inspiración Boho-chic serán telares de macramé y tapices vibrantes, sin duda son hermosos. Si no tienes una cabecera para tu cama, puedes colgar un telar o grandes textiles en su lugar. A mayor dimensión, mayor impacto! Otra idea es colocar espejos, ojalá con un marco ornamental. Si es lo suficientemente grande puedes incluso apoyarlo contra una pared. ¿Algo más sencillo? Intenta colgando tus sombreros, pashminas o incluso cestas de mimbre. ¡Verás el efecto que logran!

Plantas: que en tu habitación se respire verde

Las plantas son otro punto imprescindible de esta decoración: potus, kentias, cactus, enredaderas… todo vale para crear un pequeño punto verde. Si las puedes colgar, ¡hazlo! Hay macetas colgantes de muchos estilos, las de macramé quedan increíbles y no son difíciles de fabricar… Si no es una opción para tu tipo de habitación, también puedes optar por ponerlas sobre el suelo o en maceteros con patas, encima de muebles o en las repisas de las ventanas. Si eliges esta última alternativa aprovecha de poner plantas florales o construir un huerto urbano con hierbas, además de aportar belleza pondrás tu granito de arena ecológico al atraer a las abejas ¡consideradas los animales más importantes del mundo! Otra alternativa es colocarlas sobre estanterías, verás ese magnífico efecto vertical que se crea cuando las plantas enredaderas caen por los bordes.

Muebles de inspiración rústica o vintage

Lánzate a algún mercadillo de antigüedades y rescata alguna pieza que te guste: una mesita de noche, un armario, una silla, un baúl… o bien, elige algún mueble hecho con materiales eco-friendly como maderas recuperadas, yute o mimbre. Quizá simplemente puedas restaurar esa mesita vieja que encontraste abandonada en una esquina y darle una pasada con pintura. Si sus acabados no son perfectos ¡no importa! Entre más desgastados y envejecidos, mejor. En este caso, los defectos, ¡son perfectos! No es necesario que todos los muebles sean de la misma colección, mezclar muebles es una manera ideal de darle un aire Boho a tu dormitorio. 

Exhibe los objetos que develen tu alma viajera

Desempolva algún objeto que hayas adquirido en algún viaje y exhíbelo! El estilo Boho- chic se caracteriza por mezclar objetos procedentes de otras culturas para crear una atmósfera personal y más rica en decoración. Si no tienes algún recuerdo idóneo puedes agregar libros, lámparas, cojines, detalles de cristal, cerámica o algún objeto de colección sobre tus muebles. Adquirirán una personalidad magnífica y darán esa sensación de multiculturalidad, ¡súper cool!

Incluye un rincón con una atmósfera relajante

Uno de los mandamientos del espíritu Boho-chic es invitar a la relajación. Para ello es posible implementar un rinconcito especial en tu dormitorio. Puede que no necesites más que una alfombra y algunos cojines sobre el suelo para sentarte o tumbarte. Ahora si el espacio te lo permite, ¿por qué no instalar una hamaca o una butaca colgante en el dormitorio? Un lugar soñado para leer, disfrutar un té, meditar y… sentirse verdaderamente a gusto. Te recomiendo colocar un incienso o un difusor de aromas con tu aceite escencial favorito para aportar una atmósfera deliciosa a ese espacio de relax. La aromaterapia siempre será un aporte. Como guinda de la torta incluye farolillos o guirnaldas de luces. Las puedes enrollar por la cabecera de tu cama, alrededor de un mueble, en tus plantas, en un espejo, ¡se ven lindas en cualquier lado! Si tienes un foco central en el techo puedes añadirle una pantalla de ratán, con cuentas o instalar una lámpara estilo turco. Uno de los puntos más importantes es el no disponer de un solo punto de luz, si no varios y originales, puedes añadir una lámpara de pie, o incluso velas.  La luz cálida y sus distintas ubicaciones modificarán la atmósfera de tu habitación volviéndola completamente acogedora de noche. 

¿Qué te pareció? ¿Te animas a imprimir una atmósfera Boho-chic en tu habitación? Sin duda es un estilo que deja mucho espacio para jugar con la creatividad y los gustos personales. Además, por la gama de posibilidades que admite, puede volverse tan económico como gustes. Lo primordial es su capacidad de convertir los espacios en lugares cálidos donde relajarse a cualquier hora, tal como si viajaras a algún acogedor espacio en el Mediterráneo. ¡Pruébalo! Seguro que no encontrarás otra decoración de habitación igual a la tuya.

X