[email protected] suscriptores full obtienen un 40% de descuento en las agendas 2021 y un 25% en todos los productos

Volver a blogs

Una mascota puede mejorar tu vida emocional

No lo decimos solo [email protected] animal lovers…

¡La ciencia lo respalda! Podría asegurar que Ramiro, como ocurre con los buenos amigos, me conoce tan bien que es capaz de saber cómo me siento nada más verme. Sabe cómo alegrarme cuando necesito apoyo y aunque no hablemos el mismo idioma ni seamos de la misma “especie” puedo contar siempre con él. Mi alado compañero con su eterno gesto de enfado ha hecho más llevadero mi camino por este mundo…

¿Tú tienes mascota, o has pensado en adoptar una?

Bien, pues hace poco leía que a nivel emocional las mascotas tienen, efectivamente, una gran influencia en nosotros debido al fuerte vínculo que podemos generar con ellas. ¿La razón? Cuando entramos en contacto con un animalito a menudo expresamos nuestras emociones libremente, sin ningún tipo de inhibición, ya que su presencia desencadena en nosotros una respuesta emocional inmediata y natural. 

Literalmente son como una terapia con patitas, porque mejoran nuestra calidad de vida, influyendo tanto en nuestro bienestar emocional como en el físico. Por eso, si estamos pasando por un mal momento, una pérdida o algún cambio considerable en nuestro entorno, las mascotas se pueden transformar en una verdadera ayuda.

¿Ejemplos? Acá nombro algunos beneficios fisiológicos y psicológicos derivados de diferentes estudios:

  • La compañía de las mascotas aumenta los niveles hormonales asociados al bienestar y a la sensación de felicidad. Además, ayudan a que la persona se sienta más segura de sí misma y más protegida en su casa.
  • Factores de riesgo para la salud como la hipertensión o los niveles de colesterol disminuyen rápidamente en presencia de animales.
  • Los animales mejoran nuestras aptitudes sociales. Los paseos tienen como resultado inevitable conocer gente que comparte el cariño por las mascotas.
  • Además de fortalecer valores como el respeto, si tuviste mascotas desde niña ten por seguro que su convivencia aportó en el desarrollo de tu responsabilidad y autonomía.
  • Científicos de las universidades de Miami y Saint Louis concluyeron que incluso la autoestima, seguridad y confianza de un bebé es capaz de verse fortalecida gracias a esos seres.
  • El despejar la mente cuando paseamos y jugamos con los animalitos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Hay pruebas de su alivio contra la depresión. Cuando alguien mantiene un vínculo con una mascota, tiene un motivo para levantarse de la cama. Es muy posible que una persona deprimida no quiera relacionarse con nadie inmediatamente pero a menudo puede encontrar una fuente de desahogo hablándole a su mascota.
  • Estimulan nuestra memoria, atención y concentración. Muchos terapeutas recomiendan a las personas mayores convivir con alguna mascota por esta razón.
  • Mejoran nuestra empatía, naturalmente al despertar esa sensación de querer proteger y cuidar a otros.
  • No importa si es gato, perro, hurón…o ¡búho! Se ha demostrado que en la mayoría de los casos puede cambiar la puesta en escena pero no el componente emocional.
  • Ayudan a canalizar nuestras emociones lo que es fundamental para nuestra salud psicológica. Además, nos aportan mucho cariño y comprensión.
  • Se ha demostrado que si entramos en contacto con animales durante un post-operatorio nuestra recuperación será más rápida . También son de mucha ayuda si estamos siendo tratados con terapias agresivas.
  • Ante algún trastorno emocional de mayor peso, se puede recurrir a la zooterapia, una alternativa terapéutica donde a través de la compañía de animalitos se reducen los temores adquiridos tras experiencias traumáticas.

Pues bien, es verdad que esas criaturillas son capaces de despertar nuestra ternura y cariño de manera natural. No hay duda de que son grandes amigos y desde niños nos ayudan a desarrollar nuestra capacidad afectiva, social y hasta nuestra autoestima. Y cómo no, si nunca nos han juzgado, cuestionado o señalado cuando comentemos un error… mmm, aunque Ramiro, en muchas oportunidades, hace las veces de mi conciencia…  Pero en fin, ¿tienes tú algún Ramiro en tu vida?

Elige tu moneda
Dólar de los Estados Unidos (US)
X